sábado, 16 de febrero de 2013

Deseos


Quiero vivir en ese mundo de fantasía que vive el niño,
quiero volver a sentir la libertad emocional en mi corazón,
cantar, bailar, reír, llorar, sin miedo al mundo que me mira.

Quiero volar como las mariposas, vuelo imperfecto que me maravilla,
pertenecer a la madre tierra plenamente, sentir lo que ella tiene para mi.

Sueño con soñar despierto, para no vivir en una realidad irreal.
Deseo que los árboles lleguen hasta el cielo y yo poder trepar,
que las flores sea tan coloridas que no pueda distinguir ningún color,
que los insectos sean mis amigos y que juntos vivamos en paz.

Me encantaría que la música de la vida llegue a mi corazón por intermedio de mi oídos,
que los pájaros entonen melodías distintas para disfrutar de todo mi ser,
que los perros no sean mascotas y se conviertan en amigos,
que el humano no sea un peligro y se convierta en la solución.

Andrés Gugliucci Sena

miércoles, 13 de febrero de 2013

Mujer



Ahí estás, serena, callada, con mirada penetrante.

Tus ojos son dos estrellas, su luz hace que cada momento de oscuridad se pierda en la brillantes de tu mirada.

Tienes la forma de la naturaleza, perfecta e imperfecta, todo es natural, así es el universo de tu cuerpo, en el que me pierdo cuando te veo.

Eres paz y armonía, sabia e inocente, como una niña tierna que se deja llevar por la bondad de la vida y se cree todo lo que ella no haría.

El sol y la luna son lo mas parecido a ti, su luz, su calor, esa forma hermosa que inspira admiración, amor y hacen que la vida terrenal sea bella, maravillosa.

Ahí te encuentras, callada, con mirada penetrante, esperando que el universo te de las instrucciones de creación. Das forma a este mundo, el te envía para que tu nos ames y sigamos por el camino de la bondad, de la naturalidad.

Muchas veces maltratada. Seres despreciables que invaden tu vida para hacerte sufrir y sentir lo que no eres, humillarte, despreciarte.

Valiente, fuerte, te haces cargo de los mas precioso que puede haber en esta vida, simplemente darla. Eso haces tu.

Gracias.

Andrés Gugliucci Sena

lunes, 11 de febrero de 2013

Océanos



Te veo, con fuerza, desafiante, imponiendo ese respeto que te mereces y se perdió en algún momento.

El viento te ayuda, es tu aliado, las fuerza sale de lo más profundo, y se deja ver tu furia comprendida.

Tu aviso no llega con intensidad a quienes va dirigido, matan tu contenido y ensucian tu interior.

Entiendo tus lamentos, tu angustia, tu rabia. Entiendo que expreses sentimientos de traición y humillación.

Tú, que fuistes la primera pobladora de este planeta, creadora de alimentos, de vida.

Eres magia, amor, fuerza, sentimiento. Inspiradora de grandes artistas de todos los tiempos.

Llegará un momento en que la humanidad tenga que regresar lo que es tullo, devolver todo lo que te robo, sobre todo el respeto, ese que tu tanto reclamas y te mereces.

Espero que cuando llegue ese día no sea tarde. Quizás no lo vea, pero seguro que esté donde esté, podré percibirlo y en ese mismo instante, me sentiré en paz.

Andrés Gugliucci Sena

viernes, 8 de febrero de 2013

No me escucho

Perdido, con miedo, así se encuentra el niño.
No lo veo pero lo siento, en muchos momentos.
No lo comprendo pero lo entiendo, yo también tengo miedo.
El silencio no lo veo, pero se que le temo.

Es la noche, es el día, se pasa la vida.
Me duermo, lo sueño, pero no lo recuerdo.
Canciones en mi mente, aparecen de repente, me cantan y me explican, son todas sencillas.
Las canto no me olvido, pero sigo en lo mismo. 
Sentimientos vividos, comparten conmigo.

Tengo en el corazón situaciones marcadas a fuego, de infancia perdida, adultez dolida.
Muchos sentimiento afloran en ciertos momentos, yo los contengo, me sigo mintiendo.

Confuso y aturdido, así se encuentra el niño, me pregunta, me suplica, que lo sienta algún día.
Lo intento, no me entiendo, escribo con miedo, ese niño que a sufrido, me transmite lo vivido.


Andrés Gugliucci Sena

¿Que pasó con mi vida?


Soy un ser vivo y como tal tengo la vida de mi lado.
Esta me acompaña por donde voy, en cada lugar la veo.
En muchas ocasiones se me esconde, juega conmigo, pero la encuentro.
Cuando me enfado me pierdo, intento no dar con ella, pero no hay caso, termina apareciendo y me convence.

Un día me levanto y no la encuentro, me pongo nervioso, la angustia hace acto de presencia y mi corazón llora.
Cuando miro hacia abajo la veo, me mira con ojos tristes, llorando. Cada vez se aleja. Me alejo.

En ese momento me di cuenta que todo tiene un fin, que no aproveche el tiempo que la vida me brindaba, y que ahora tendré que esperar a que regrese.

Andrés Gugliucci Sena

miércoles, 6 de febrero de 2013

Carta para un amor perdido


Aún recuerdo cuando vos y yo eramos uno, recuerdo que formamos parte de un mismo lugar.

¡Que bien lo pasábamos!.

Te vi crecer, te di parte de mi, te trate con todo mi amor, el mismo que hoy en día siento hacia ti, nunca cambiará eso, soy parte de ti y tu tendrías que ser de mi, ese fue el acuerdo.

¿Que te he hecho para enfadarte conmigo? Creo que siempre me preocupe por ti. Quizás en algún momento hice algo que te molestara. Si es así te pido perdón, me gustaría que recuperásemos el tiempo perdido. No me queda mucho, hay cosas que me hacen daño y tu lo sabes ¿Es tan malo lo que te hice para que me maltrates de esta manera? Seguro que si, pienso y pienso pero no lo recuerdo.

Te lo digo de muchas maneras, pero tu ya no me escuchas. Eres indiferente, pasas por mi lado y no me miras, y cuando no te gusta algo (que antes te gustaba), matas una parte de mi.

Solo te digo una cosa, el acuerdo está en pie por mi parte, quiero regresar a lo que fuimos, pero no tienes mucho tiempo, no es porque yo no te quiera esperar, es que me encuentro enferma y solo tu puedes recuperarme.

Te imploro que regreses hacia mi, somos much@s l@s que te esperamos y, como te comente antes, el amor que siempre sentí hacia ti, nunca se termino.

Te amo, soy parte de ti y tu de mi.

Así tendría que ser y así sera.

Te envío un enorme abrazo y ya nos vemos en tu vida.

Tu madre, Tierra.

Andrés Gugliucci Sena

martes, 5 de febrero de 2013

Gracias a la Música


Cuando me encuentro mal ahí está ella,
me calma en momentos de ira y frustración,
hace que mis palabras salgan sin mover los labios,
divertida, culta, transmitidora de alegrías y tristezas.

Cuando me encuentro bien ahí está ella,
acompañando mis alegrías con ritmo,
aflorando sentimientos perdidos,
llegando a mi corazón por intermedio de otr@s,
expresando mil emociones, sin expresarme.

Sigues y seguirás en mi vida,
llenando mis oídos y corazón,
transmitiendo cultura y pensamientos de miles,
haciendo vibrar mis sentimientos con tu sonido,
aumentando mis ganas de seguir luchando,
y seguir tarareando en un mundo sin ritmo.

Andrés Gugliucci Sena

jueves, 31 de enero de 2013

Buscando sentimientos, encuentro pensamientos.


Muchos pensamientos pasan por mi mente,
muchas ilusiones tengo muy latentes,
son como el viento muchas veces viene y va,
son como los pájaros en medio de la ciudad.

La caja de recuerdos está hoy vacía,
miro hacia delante en esta ciudad perdida,
el faro de la vida me indica donde estas,
llego a mi destino pero tu te vas.

Cierro los ojos y cuando me despierto,
siento como llegan esos pensamientos,
los confundo con sentimientos que desilusión,
el ego esta activo y me tapa el corazón.

Llego a este mundo no se donde estoy,
el faro de la vida de repente se apago,
cierro los ojos y no quiero despertar,
esos pensamientos no me dejan descansar.

Andrés Gugliucci Sena

Arco iris (Mario Benedetti)

A veces
por supuesto
usted sonríe
y no importa lo linda
o lo fea
lo vieja
o lo joven
lo mucho
o lo poco
que usted realmente
sea

sonríe
cual si fuese
una revelación
y su sonrisa anula
todas las anteriores
caducan al instante
sus rostros como máscaras
sus ojos duros
frágiles
como espejos en óvalo
su boca de morder
su mentón de capricho
sus pómulos fragantes
sus párpados
su miedo

sonríe
y usted nace
asume el mundo
mira
sin mirar
indefensa
desnuda
transparente

y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy
de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin deseperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía

llorar
sólo llorar

entonces su sonrisa
si todavia existe
se vuelve un arco iris.

miércoles, 30 de enero de 2013

Mariposa

Te veo cada mañana revoloteando, nerviosa, alegre,
la vida cobra color y esencia con tu presencia,
tus colores fueron y son inspiradores de artistas y poetas,
quien te ve se da cuenta de lo bella que es la naturaleza.

Eres un ser tan noble como bello, haces escapar mi sensibilidad mas oculta,
el amor que había perdido y dejado de buscar, te veo y siento que la
vida es un cúmulo de perfecciones no vistas y maravillas por descubrir.

Te hablo y siento que percibes las vibraciones de bondad que creía haber
perdido, me descubro, me siento, y me doy cuenta de cuanto te debo.

Le das vida a una ciudad muerta, falta de naturaleza que la embellezca,
el contraste del gris con tus colores, hace que la primavera tenga presencia.

Espero seguir viendo tu vuelo nervioso, alegre, tus colores naturales,
tu belleza que hipnotiza, tu amor, tu sencillez, tu calidez.
De esa forma estaré viendo la esencia de la vida, me estaré viendo a mi.

Andrés Gugliucci Sena

sábado, 26 de enero de 2013

Perdón


Quiero pedirte perdón, por no se quien quería yo,
lo que vos elegiste no lo concreté hoy,
se que estás confundido con esta situación,
si me pongo a pensar, sientes una gran desilusión.

Los caminos de la vida me llevan a ninguna parte,
veo indicaciones, pero no entiendo cual es importante,
callejones sin salida, termino como comencé antes,
que incierto es el destino, no se como encontrarme.

Muchos consejos he seguido, de personas importantes,
pero no tuve el mismo destino, quizás tenga que preguntarme antes,
pero cuando lo intento, siento que tu no me escuchas,
¡claro! Si no me escucho a mi mismo, que realidad mas absurda.


Andrés Gugliucci Sena

La Tierra (Pablo Neruda)


LA tierra verde se ha entregado
a todo lo amarillo, oro, cosechas,
terrones, hojas, grano,
pero cuando el otoño se levanta
con su estandarte extenso
eres tú la que veo,
es para mi tu cabellera
la que reparte las espigas.

Veo los monumentos
de antigua piedra rota,
pero si toco
la cicatriz de piedra
tu cuerpo me responde,
mis dedos reconocen
de pronto, estremecidos,
tu caliente dulzura.

Entre los héroes paso
recién condecorados
por la tierra y la pólvora
y detrás de ellos, muda,
con tus pequenos pasos,
eres o no eres?

Ayer, cuando sacaron
de raíz, para verlo,
el viejo árbol enano,
te vi salir mirándorne
desde las torturadas
y sedientas raíces.

Y cuando viene el sueño
a extenderme y llevarme
a mi propio silencio
hay un gran viento blanco
que derriba mi sueño
y caen de él las hojas,
caen como cuchillos
sobre mí desangrándome.

Y cada herida tiene
la forma de tu boca.

Pablo Neruda

viernes, 25 de enero de 2013

La tierra esta enferma


Camino por las calles de mi ciudad, miro hacia ambos lados y veo la soledad, de una raza que no sabe donde va a parar.

Tierra se cambia por asfalto, el aire por gases, pájaros por aviones, naturaleza por billetes.
Y por mientras, nuestro planeta sigue ahí, mirando lo que hacemos, con ganas de girar hacia el otro lado.

En que momento nos desviamos, cuando perdimos la esencia de seres vivos, cual fue el motivo que izo que nos empeñemos en destruir nuestra casa.
Ríos por derrames tóxicos, árboles por edificios, comida natural por hambre anti natural.

¡La tierra esta enferma! Y nosotros somos su mal, arrastramos a toda la naturaleza, y parece que todo da igual.

Hablamos en vano, tenemos que cambiar, miedo a que se termine la sociedad, terror de que nuestra madre se rebele, ante nuestra hipocresía que crece y crece.

Multinacionales que destruyen sin compartir, con nuestro dinero le damos la vida. Ricos, pobres, muy pobres y hambrientos, clases sociales cada vez mas extendidas.

Y por mientras la pacha mama sigue ahí, mirando lo que hacemos, con ganas de girar hacia el otro lado.
Guerras ganadas, paz perdida, muerte desconocida, raza maltratada, humanidad desahuciada.

¡La tierra esta enferma! Y nosotros somos su mal, arrastramos a toda la naturaleza, y parece que todo da igual.

Andrés Gugliucci Sena

miércoles, 23 de enero de 2013

¿Que hacemos con los pobres de siempre?


Somos tan pobres que no vemos a los pobres de siempre.
Ahora si, no hay esperanza, para que se salven.
Pobreza donde daban limosnas, miseria donde había pobreza
¿Quien los ayudará?
Ya los que robaban y poco les daban, ahora nada dan,
pero el atraco sigue y el hambre se incrementa más.

Otros llegarán a saquear, por eso se van a pelear,
por mientras siguen en el medio, mirando solo el cielo,
tirando barcas al océano, para ir a un mundo incierto.

Las corrientes oceánicas los trae, la vida les arrebata.
La muerte esta casi asegurada, pero en tierra también muertos están,
los mata el hambre o las balas.


María Celestina

martes, 22 de enero de 2013

Algunas veces no se quien soy



Tu que estas mas cerca de lo divino. A ti que muchos sufrimiento te han impuesto y cambian tus consignas de amor por las del poder.

Tus ojos reflejan la maravilla de la vida, la grandeza de lo seres vivos, la tristeza destructiva de quienes te trajeron al mundo.

Llegaste para estar del lado de la naturaleza, del amor, de la creación, pero grandes poderes totalmente contrarios te quitan del camino, te imponen salir de lo divino.

Por desgracia no recuerdo cuando sucedió, no recuerdo el momento que decidí seguir el sendero de la destrucción. Rara vez viene hacia mi un sentimiento de traición, abandono, de no ser quien soy.

Cuando estoy en contacto con la naturaleza siento el rechazo, quizás ella me recuerde quien soy y para que estoy aquí, que formo parte de ella y que la estoy traicionando.

Se que esta reflexión, la cual plasmo en este Blog, no tiene sentido si no la integro en mi corazón. Para llegar a eso, tengo que volver a encontrar el camino perdido, llegar al momento que la esencia de la vida se perdió. Para eso tengo que dejar de ser yo.

Andrés Gugliucci Sena

Para reflexionar


Para poder leerlo bien te recomiendo que agrandes la pantalla del vídeo. Esto lo puedes hacer pinchando en el cuadradillo que aparece en la parte inferior derecha del reproductor. Justo alado de donde dice YouTube, así te será mas cómodo. Vale la pena.

lunes, 21 de enero de 2013

Sin darme cuenta me acompañas a buscarte

Muchos kilómetros caminé, muchas calles recorrí, por muchas ciudades viaje, muchos años de mi empleé.

Me cruce con un sinfín de personas, perros, árboles y demás seres vivos y no vivos.

He preguntado por ti y nadie supo decirme en donde encontrarte. Sin pistas, sin ningún rastro, me estaba dando por vencido. Una voz que charla conmigo me anima a desistir en tu búsqueda.

Estuve bastante tiempo mal, muy angustiado, sintiendo que aquí sin ti no hacía nada. Como de costumbre me tumbo en la cama y me duermo. Cuando me doy cuenta veo que estoy caminando por una calle.

Paro en una escuela, observo como los alumnos salen de la misma (esto me transporta a épocas pasadas), uno en particular me llama la atención, veo como su madre lo abraza, un abrazo que me llega.

Sigo atentamente a madre e hijo, veo como ingresan a su hogar. Un momento después llega un hombre (seguro el padre del niño), veo como ambos se funden en un abrazo, un abrazo muy emocionante.

Luego camino de regreso a casa, observo un abuelo paseando a su perrito, algo muy lindo (más que un perro parecía su hijo o nieto), le habla, acaricia y se nota que ama.

Sigo y veo flores, mariposas, se me dio por observar el cielo, lo vi como nunca, con un azul intenso, unas pocas nubes blancas y un sol muy brillante.

Todo esto me dio una sensación de libertad increíble, me lleno el pecho de alegría, me sentí como en una nube.

Cuando quise darme cuenta estaba frente a mi casa, ingreso a la misma, me veo acostado, me despierto sobresaltado, con una fuerte sensación de ahogo (como si regresara de la muerte).

Ahora me doy cuenta que ya te encontré. Que siempre estuviste conmigo. Estoy aquí para disfrutar de ti.


Vida.
Andrés Gugliucci Sena

domingo, 20 de enero de 2013

¿Hoy es un día perfecto?


Hoy es un día espectacular, la temperatura es fantástica, el sol brilla en lo alto de cielo, veo más pájaros de lo normal y las mariposas revolotean por las escasas flores que hay en esta época del año.

No es un día para preocuparse por la economía, ya vendrán días mas grises que acompañen ha esas preocupaciones. No es habitual que este así, no es normal que se vea tanta belleza en esta estación, pero hoy si.

Quizás sea un mensaje, puede ser que algo o alguien quiera que comprenda alguna cosa. No lo se.

Pensándolo un poco me doy cuenta que muchas veces estuvo así, no es el primer día bello que mis ojos vieron, han tenido el placer de mirar muchos, pero he observado pocos.

Puede ser que otras cosas tapen la vista, pensamientos que vienen ha mi mente sin saber de donde ni porque, como si de un virus informático se tratase.

¿Que hago? ¿Hacia donde voy? ¿A que vine? ¿Por que a mi?

Esas preguntas fantasmas son las que me saltan cuando algo quizás no sale como fue planeado. En realidad esos planes no se cuando se hicieron. No recuerdo que yo antes de ser consiente de lo que tengo que ser, halla planeado algo.

¿Alguien lo habra hecho por mi?

Capas que si, lo mas probable es que yo lo haga por alguien, esa corriente no se frenará, quizás en algún momento se corte el cable de la responsabilidad hacia los demás y llegue el día que nadie nos diga como tenemos que vivir.

Pero hoy no es un día para preocuparme por eso. Quizás si.

Andrés Gugliucci Sena

sábado, 19 de enero de 2013

Amar

“ Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona imperfecta. ”

miércoles, 16 de enero de 2013

Juan Zorrilla de San Martín (Tabaré)


III

¿Extraña y negra noche? ¿Dónde vamos?
¿Es cielo esto o tierra?
¿Es lo de arriba? ¿Lo de abajo? Es lo hondo,
Sin relación, ni espacio, ni barreras.
Sumersión del espíritu en lo obscuro,
Reino de las quimeras,
En que no sabe el pensamiento humano
Si desciende, o asciende, o se despeña,
El caos de la mente que pujante
La inspiración ordena;
Los elementos vagos y dispersos
Que amasa el genio y en la forma encierra.
Notas, palabras, llantos, alaridos.
Plegarias, anatemas.
Formas que pasan, puntos luminosos,
Gérmenes de imposibles existencias:
Vidas absurdas en eterna busca
De cuerpos que no se encuentran,
Días y noches en estrecho abrazo,
Que espacio y tiempo en que vivir esperan;
Líneas fosforescentes y fugaces,
Y que en los ojos quedan
Como estrofas de un himno bosquejado,
O gérmenes de auroras o de estrellas;
Colores que se enfunden y repelen
En inquietud eterna,
Ansias de luz, primeras vibraciones
Que no hayan ritmo, no dan lumbre, y cesan;
Tipos que hubieran sido y no fueron
Y que aún el ser esperan,
Informes creaciones, que se mueven
Con una vida extraña e incompleta.
Proyectos, modelados por el tiempo,
De razas intermedias;
Principios sutilísimos que oscilan
Entre la forma errante y la materia;
Voces que llaman, que interrogan siempre
Sin encontrar respuesta;
Palabras de un idioma indefinible
Que no han hablado las humanas lenguas;
Acordes que, al brotar, rompen el arpa,
Y en los aires revientan
Estridentes, sin ritmo, como notas
De mil puntos dispersos que se encuentran,
Y se abrazan en vano sin fundirse,
Y hasta esa misma repulsión ingénita
Forma armonía, pero rara, absurda,
Música indescriptible, pero inmensa;
Rumor de silenciosas muchedumbres,
Tumultos que se alejan...
Todo se agita en ronda atropellada,
En esta obscuridad que nos rodea;
Todo asalta en tropel al pensamiento,
Que en su seno penetra
A hacer inteligente lo confuso,
A enfrentar lo que huye y se rebela;
A consagrar el ritmo y el sonido
La dulce unión eterna,
La del color y el alma con la línea
De la palabra virgen con la idea.
Todo brota en tropel, al levantarse
La poderosa piedra,
Como bandada de aves que chirriando
Brota del fondo de profunda cueva;
Nube con vida que, cobrando forma
Variables y quiméricas,
Se contrae, se alarga y se revuelve
Por sí misma empujada en las tinieblas.
Allí cuajó en mí mente, obedeciendo
A una atracción secreta
Y entre risas y llantos, y alaridos,
Se alzó la sombra de la raza muerta;
De aquella raza que pasó desnuda
Y errante por mi tierra,
Como el eco de un ruego no escuchado
Que, camino del cielo, el viento lleva.
Tipo soñado, sobre el haz surgido
De la infinita niebla;
En sueño de una noche sin aurora,
Flor que una tumba alimentó en sus grietas;
Cuando veo tu imagen impalpable
Encarnar nuestra América,
Y fundirse en la estrofa transparente,
Darle su vida, y palpitar en ella;
Cuando creo formar el desposorio
De tu ignorada esencia
Con esa forma virgen, que los genios
Para su amor o su dolor encuentran;
Cuando creo infundirte, con mi vida,
El ser de la epopeya
Y legarte a mi patria y a mi gloria
Grande como mi amor y mi impotencia;
El más hábil contacto de las formas
Desvanece tu huella,
Como el contacto de la luz, se apaga
El brillo sin color de las luciérnagas.
Pero te vi. Flotabas en lo obscuro,
Como un jirón de niebla;
Afluían a ti, buscando vida,
Como a su centro acuden las moléculas.
Líneas, colores, notas de un acorde
Disperso, que frenéticas
Se buscaban en ti; palpitaciones
Que en ti buscaban corazón y arterias;
Miradas que luchaban en tus ojos
Por imprimir su huella,
Y lágrimas y anhelos esperanzas
Que en tu alma reclamaban existencia:
Todo lo de la raza: lo inaudito,
Lo que el tiempo dispersa,
Y no cabe en la forma limitada,
Y hace estallar la estrofa que lo encierra.
Ha quedado en mi espíritu tu sombra,
Como en los ojos quedan
Los puntos negros de contornos ígneos
Que deja en ellos una lumbre intensa...
Ah! no, no pasarán, como la nube
Que el agua inmóvil en su faz refleja;
Como esos sueños de la media noche
Que en la mañana ya no se recuerdan:
Yo te ofrezco, oh ensueño de mis días!
La vida de mis cantos, que en la tierra
Vivirán más que yo... ¡Palpita y anda,
Forma imposible de la estirpe muerta!
WebRep
Calificación general
Este sitio no tiene calificación
(no hay votos suficientes)

martes, 15 de enero de 2013

Vida



Miro hacia atrás y veo mis recuerdos, la niñez, borrosa de mi vida.
De mi vida, sin recuperar, sin poder sentir otra vez esa sensación.
Hay una forma de recuperar esa fase, pero me cuesta, lo intento, pero no puedo.
Mil palabras escuché, cientos de voces, decenas de caricias, pero, eso no esta, se quedo atrás, en el olvido, en un lugar difícil de entrar.

Sentí el rechazo, ese maestro de la vida, esa sensación tan desagradable que me enseña a no serlo.
El abandono doliente de mi mismo, ese que se esconde en muchos pensamientos que no dejan sentir, pero se que ahí está, esperando, para salir y actuar en el momento que el decida.

Me cuesta entender que forman parte de mi, de mi ser, de mi aprendizaje.
Fui yo quien les elegió, incluso antes de ser yo, y seré yo quien les controle
¿Cómo? No lo se, pero tengo tiempo, ese tiempo que me domina, hoy en día es mi aliado.
Tengo tiempo para no perder el tiempo.

Andrés Gugliucci Sena

sábado, 12 de enero de 2013

Cuantos gritarán ¡BASTA! Hoy



Cuantos días pasarán, para que salgamos ganando, que no presionen al pueblo, que los sigue manteniendo.

Todo el daño que causó, ese pobre millonario, no viene ningún gobierno, que decida remediarlo.

El pueblo para ellos, está en segundo plano, por encima está el dinero, que los sigue hipnotizando.

Ellos tienen la receta, para acabar con la miseria, no la van a utilizar, porque las mafias no los dejan.

Solo queda esperar, o luchar por nuestra tierra, no van a rectificar, utilizarán la violencia.

Cuantos desahucios veremos hoy.

Cuanta pobreza tendemos hoy.

Cuantas basuras hurgáremos hoy.

Cuantos pasarán hambre hoy.

Y cuantos gritarán ¡BASTA! Hoy.

jueves, 10 de enero de 2013

Guerras Gobernadas


Cuantos muertos tienen que haber, para parar con esto, que debe suceder.
Hay balas volando por doquier, si no te agachas pronto, te pueden escoger.
Van los niños, con rifles asesinos, no tienen ni idea quienes son sus enemigos.
Esos mafiosos no tienen sentimientos, están lleno de odio y segados por el dinero.

Y por mientras sigue girando el mundo, el no se detiene, no vemos lo profundo.
No están lejos, los que matan desde dentro, ellos son los que mandan, a cargar las armas.
Desde sus enormes casas, nadie los ataca, están bien escoltados,  sin miedo acostados.

Los políticos también son asesinos, ellos son los que dagan, que se metan los enemigos.
Le dan la plata y ellos se descansan, miran para otro lado, sin importar el daño causado.

Lo que cuento aquí, ya todos los sabemos, pero hay que recordarlo y tenerlo claro.

Andrés Gugliucci Sena

Yo


Ojos tristes, rostro cansado,
Niño con miedo, máscaras,
Máscaras.

En la oscuridad más profunda es cuando nace el niño,
Desprotegido, sin padres que lo puedan ayudar,
El miedo se apodera y hace sacar la esencia principal de nuestro ser,
El niño.

Coraza de acero que me protege, me recubre el corazón, y no deja que sienta.
Sentir el amor, el dolor, el temor.

Cuerpo perfecto que distes vida, 
No lo veo pero se que si, que eres perfecto.
Tengo toda la eternidad para entenderlo, 
Quizás no precise tanto.

La pelota, los amigos, la escuela, el liceo, mis padres, mis hermanos, mi amor, mi vida,
Yo
Único ser capaz de comprender mi vida, y quizás, en algún momento, entenderla.

Andrés Gugliucci Sena

miércoles, 9 de enero de 2013

Juan Zorrilla de San Martín (Tabaré)


II
Vosotros, los que amáis los imposibles,
Los que vivís la vida de la idea;
Los que sabéis de ignotas muchedumbres.
Que los espacios infinitos pueblan,
Y de esos seres que entran en las almas
Y mensajes oscuros les revelan,
Desabrochan las flores en el campo,
Y encienden en el cielo las estrellas;
Los que escucháis quejidos y palabras
En el triste rumor de la hoja seca,
Y algo más que la idea del invierno
Próximo y frío a vuestra mente llega,
Al mirar que los vientos otoñales
Los árboles desnudan, y los dejan
Ateridos, inmóviles, deformes,
Como esqueletos de hermosuras muertas;
Seguidme hasta saber de esas historias
Que el mar y el cielo y el dolor nos cuentan;
Que narran el ombú de nuestras lomas,
El verde canelón de las riberas,
La palma centenaria, el camalote,
El ñandubay, los talas y las ceibas:
La historia de la sangre de un desierto,
La triste historia de una raza muerta.
Y vosotros aun más, bardos amigos,
Trovadores galanos de mi tierra,
Vírgenes de mi patria y de mi raza
Que templáis el, laúd de los poetas;
Seguidme juntos a escuchar las notas
De una elegía que en la patria nuestra
El bosque entona cuando queda solo,
Y todo duerme entre sus ramas quietas;
Crecen laureles, hijos de la noche,
Que esperan liras para asirse a ellas,
Allá en la oscuridad en que aun palpita
El grito del desierto y de la selva.

Nuestors mallores

Con tu caminar despacio y seguro.
Con tu pelo blanco lleno de vivencias perdidas.
Tu ropa sencilla desafiante de modas.
Tu cuerpo frágil el cual habla del tiempo.

Orgullo de sociedades, referente para todos.
Mirada cansada, muchas horas trabajadas.
Guerras vividas, batallas perdidas.

Has sobrevivido al paso del tiempo, es tu consuelo.
Luchando por tu familia, lo que más querías.
Ya quedan solos los recuerdos de aquellos momentos.
Ahora estás en la espera, para muchos reencuentros.

Gracias a tu pasado, vivo mejor mi presente.

Andrés Gugliucci Sena

Radio



Pequeño artefacto que eres y fuiste alegría para muchos.

Acompañante de soledades. Voz en el fondo, música para mis oídos.

Te hicieron de todos los tamaños, formas y colores. Pero tu esencia es la misma.
La de transmitir, acompañar y enseñar. La de ser un referente para quien te escucha.

Desde niño te conozco, desde que tengo uso de razón formas parte de mi vida.

Eres magia, sentimiento expresados por personas desde el corazón.

No tienes fronteras, te convertiste en mi mejor aliada, en un país muy lejano.
Me acercas las costumbres, la infancia y me mantienes informado de lo que pasa.

Formas parte de la historia. Informadora clandestina. Comunicadora de momentos cruciales.

Mientras estés ahí yo estaré aquí, del otro lado, sintiéndote, disfrutándote, amándote.
Mientras yo este aquí, tu estarás ahí. Voz en el fondo, música para mis oídos, personas expresando sentimientos desde el corazón.

Andrés Gugliucci Sena

martes, 8 de enero de 2013

Para mi amor.


Cuantas veces en mi mente yo te vi.
Desde niño en mis sueños te sentí.
En un lugar muy alejado descubrí,
Que se hacen realidad y soy felíz.

Tus ojos iluminan mi camino,
Contigo se cual va a ser mi destino,
Es un mundo lleno de amor y alegría,
El  que tengo a tu lado amada mía.

Desde el primer momento que te vi,
Supe que eras un  parte de mi,
Esa parte que yo había olvidado,
Y que siempre estuve buscando.

Se que te conozco de otro lado,
Esta sensación viene del pasado,
Un pasado lleno de alegrías,
Seguro que fue antes de la vida.

Felicita (Romina y Albano)


Felicidad

Es un viaje lejano mano con mano, la felicidad.
Tu mirada inocente entre la gente, la felicidad.
Es saber que mi sueño ya tiene dueño, la felicidad, felicidad.

Felicidad
Es la playa en la noche, ola de espuma que viene y que va,
Es tu piel bronceada bajo la almohada, la felicidad.
Apagar tantas luces y hacer las paces, la felicidad, felicidad.

Felicidad
Es un trago de vino por el camino, la felicidad.
Es vivir el cariño como los niños, la felicidad.
Es sentarme en tu coche y volar con la noche, la felicidad, felicidad.

(Refrán:)
Esta es nuestra canción
que lleva en el aire un mensaje de amor,
tiene sabor de verdad, a felicidad.
Esta es nuestra canción,
es como el viento, el mar y el sol,
tiene calor de verdad, la felicidad.


Felicidad
La palabra oportuna, noche de luna y la radio en un bar.
Es un salto en un charco, risas de circo, la felicidad.
Es aquella llamada inesperada, la felicidad, felicidad.

Felicidad
Es un beso en la calle y otro en el cine, la felicidad.
Es un paso que pasa y siempre regresa, la felicidad.
Es nacer con la aurora hora tras hora, la felicidad, felicidad.

(Refrán:)
Esta es nuestra canción
que lleva en el aire un mensaje de amor,
tiene sabor de verdad, a felicidad.
Esta es nuestra canción,
es como el viento, el mar y el sol,
tiene calor de verdad, la felicidad

Juan Zorrilla de San Martín (Tabaré)


I
Levantaré la losa de una tumba;
E internándome en ella,
Encenderé en el fondo el pensamiento
Que alumbrará la soledad inmensa.
Dadme la lira, y vamos: la de hierro,
La más pesada y negra;
Esa, la de apoyarse en las rodillas,
Y sostenerse con la mano trémula,
Mientras azota el viento temeroso
Que silba en las tormentas,
Y, al golpe del granizo restallando,
Sus acordes difunde en las tinieblas;
La de cantar sentado entre las ruinas
Como el ave agorera;
La que arrojada al fondo del abismo,
Del fondo del abismo nos contesta.
Al desgranarse las potentes notas
De sus heridas cuerdas,
Despertarán los ecos que han dormido
Sueño de siglos en la oscura huesa;
Y formarán la estrofa que revele
Lo que la muerte piensa;
Resurrección de voces extinguidas,
Extraño acorde que en mi mente suena.

lunes, 7 de enero de 2013

Ana María Matute

Ana María Matute es actualmente la escritora de mayor prestigio de las letras españolas. Galardonada con premios como el Nacional de las Letras o el Cervantes, es, además, académica de la RAE. Desde la publicación de Los Abel aúna el elogio de la crítica y el favor del público.

domingo, 6 de enero de 2013

Carta para un héroe anónimo.


Cuantos recuerdos clavados en tu mente, cuantas historia tienes para contar.

Quizás tu dolor es incomprendido, quizás tus recuerdos sean de lucha y temor.

Buscas en tu interior esos momento guardados en la caja del olvido, en ese lugar impenetrable a prueba de sufrimiento.

Tengo la sensación de que no has encontrado el momento de sacar todo lo que hay en tu corazón.

Quien te conoce, sabe que el tiempo no supo curarte, sabe que este no supo cicatrizar esas heridas de guerra, creadas por no estar de acuerdo, por revelarte contra esa situación.

Con esta humildes letras que salen de mi mente y corazón, quiero darte ese homenaje que tanto te mereces y nadie supo complacerte.

Esos gritos en silencio que has dado, quizás pedidos de ayuda no escuchados, en algún momento serán oídos por la historia y esta sabrá que ahí estás, que ahí te encuentras, preparado para transmitir sabiduría a quienes no pasamos esa situación.

No te confundas, no es remover el pasado para sufrir, es removerlo para enseñar, para agradecer lo que hoy tenemos y disfrutarlo más y más.

Quiero darte las gracias por regalarme la libertad, quiero comentarte que desde aquí, desde este humilde lugar, tu historia y las de mucho como tu, no quedara en el olvido.

Andrés Gugliucci Sena.

sábado, 5 de enero de 2013

¿Este es mi mundo?


Muchas personas pasando hambre, muchas otras pasando indigestión.
Muchos niños sin educación, muchos otros mal educados.
Muchas personas sin casa, muchas casas vacías.

¿En que mundo vivimos?

Muchas ayudas a los bancos, muchos bancos no te ayudan.
Muchos gobernante “gobernando”, muchos gobernantes sin conciencia.
Falta comida en el mundo, se tira mucha comida en gran parte del mundo.

Todavía están recogiendo fajotes de dinero, crisis para muchos, no para todos.
Seguimos como siempre, el mundo sigue, no se termina y seguiremos igual.

Niños sin infancia, infancias sin niños.
Inconcientes que no se enteran que son sus compatriotas, mediocres gobernantes.
Seguiremos incrédulos, seguiremos con ojos vendados y oídos tapados.

Mercados que no conozco, ellos me gobiernan y yo no los conozco.
Países que no son míos, ni de sus habitantes.
Producción que no me queda, se van para otros, aquí nada queda.
Trabajadores sin trabajo, trabajo sin trabajadores.

Exportamos cerebros, importamos miseria.
La tierra es de todos, pero pocos la aprovechan.
Miedo de sus votantes, los mismos gobernantes.
Miedo al cambio, seguiremos intentando.

Andrés Gugliucci Sena

viernes, 4 de enero de 2013

Yo me vi



Yo te vi...
Te vi caminando sin parar.
Buscando un lugar sin saber cual.
Esperando otra oportunidad.

Y yo ví...
Pasar a la gente con temor.
Esquivando sin ninguna razón.
Tus ojos inseguros con mucho dolor.

Descubrí…
Que en tu fondo no hay maldad.
El amor que tu tienes para dar.
Solo te hace falta otra oportunidad.

Solo tu…
Sabes el pasado que te arrastró.
Y termino en esta situación.
La cual me refleja lo que soy.
Y por eso me causa mucho dolor.

Andrés Gugliucci Sena